Lucrecia y Mario Ulrich se conocen un verano y se fascinan: el es científico, ella se dedica a los saltos ornamentales. Pronto se casan, se instalan en la residencia que él ha heredado de su familia, y esperan un hijo. Pero en toda fascinación se oculta una advertencia. La serena casa junto al río esta también habitada por animales: son presas que Ulrich usa en sus experimentos. Y estan los otros personajes Juan Avera, un sobreviviente del norte que se gana la vida como cazador; y las dos criadas: Carmen, que mantiene el orden de la casa desde que tiene memoria, y Esmeralda, que llega para trastrocarlo todo. Cada uno de los personajes prestará su mirada para construir este relato, que puede leerse también como una fábula, una novela social, una parodia de las practicas científicas de las primeras decadas del siglo pasado o un ajuste de cuentas con algunos clásicos de la literatura argentina. Betina Gonzalez ofrece una nueva pieza de su extraordinaria narrativa, para deslumbrarnos una vez más con la creación de un mundo de apariencia pequeña que irradia sentidos más allá de lo imaginado.

Olimpia

$1.990
Olimpia $1.990
Entregas para el CP:

Medios de envío

Lucrecia y Mario Ulrich se conocen un verano y se fascinan: el es científico, ella se dedica a los saltos ornamentales. Pronto se casan, se instalan en la residencia que él ha heredado de su familia, y esperan un hijo. Pero en toda fascinación se oculta una advertencia. La serena casa junto al río esta también habitada por animales: son presas que Ulrich usa en sus experimentos. Y estan los otros personajes Juan Avera, un sobreviviente del norte que se gana la vida como cazador; y las dos criadas: Carmen, que mantiene el orden de la casa desde que tiene memoria, y Esmeralda, que llega para trastrocarlo todo. Cada uno de los personajes prestará su mirada para construir este relato, que puede leerse también como una fábula, una novela social, una parodia de las practicas científicas de las primeras decadas del siglo pasado o un ajuste de cuentas con algunos clásicos de la literatura argentina. Betina Gonzalez ofrece una nueva pieza de su extraordinaria narrativa, para deslumbrarnos una vez más con la creación de un mundo de apariencia pequeña que irradia sentidos más allá de lo imaginado.