En el momento de ejercer un juicio critico, uno de Los efectos mas temidos que previstos cuando se escribe, el primer libro de Sergio Frugoni desconcierta y nos colma de dicha. ­Como es posible una maestria ejercida con tanta inventiva y tanta modestia? Bastaria la revision tematica y argumental (que omito: intento no arruinar nada), para advertir que la articulacion y combinacion de las escenas de este libro tiene ya una consistencia y una madurez admirables. A la vez, se trata de indagaciones y desplazamientos del punto de vista. No queda mas remedio que someter el mundo mostrado al arbitrio del narrador. ­Someterlo? Todo lo contrario, insumision absoluta: la mirada de Frugoni se proyecta para que advirtamos que el secreto que los relatos revelan -el campo como una estacion de la piel, el sue¤o como un extremo de desarticulada lucidez, la aurora como una inminencia de rezo- es la literatura, y que la vida se encarga en cualquier caso de agenciarse de esa ventaja, borrando los limites. El habito decisivo de leer se transforma asi en un beneficio comun inabarcable.

LOS EFECTOS

$400
LOS EFECTOS $400
Entregas para el CP:

Medios de envío

En el momento de ejercer un juicio critico, uno de Los efectos mas temidos que previstos cuando se escribe, el primer libro de Sergio Frugoni desconcierta y nos colma de dicha. ­Como es posible una maestria ejercida con tanta inventiva y tanta modestia? Bastaria la revision tematica y argumental (que omito: intento no arruinar nada), para advertir que la articulacion y combinacion de las escenas de este libro tiene ya una consistencia y una madurez admirables. A la vez, se trata de indagaciones y desplazamientos del punto de vista. No queda mas remedio que someter el mundo mostrado al arbitrio del narrador. ­Someterlo? Todo lo contrario, insumision absoluta: la mirada de Frugoni se proyecta para que advirtamos que el secreto que los relatos revelan -el campo como una estacion de la piel, el sue¤o como un extremo de desarticulada lucidez, la aurora como una inminencia de rezo- es la literatura, y que la vida se encarga en cualquier caso de agenciarse de esa ventaja, borrando los limites. El habito decisivo de leer se transforma asi en un beneficio comun inabarcable.