El gran acuerdo internacional del Tío Patilludo, obra emblema del gran dramaturgo, militante y teórico brasilero Augusto Boal, creador del método conocido como Teatro del Oprimido. Esta obra, escrita en español y estrenada en la Argentina en 1971 en una central obrera a instancias del escritor y periodista Rodolfo Walsh, no es solamente un texto teatral, tampoco es simplemente una pieza literaria, es un manifiesto artístico-político, es una pieza de arte por medio de la cual Boal nos indica de manera poética su opción política. Creador de numerosas técnicas que ponen al teatro en función de la transformación social –además del Teatro del Oprimido, el “teatro foro”, el “teatro invisible” y el “teatro legislativo”-, Boal ubica en el centro de la escena a un personaje de la cultura pop de la época: el famoso Tío Rico de Disney. El Tío Patilludo, dueño de una cadena multinacional, detenta el poder real en un país donde el presidente es apenas un títere. Y es quien conduce la lucha contra la invasión de las “strange creatures”, seres extraterrestres que asumen la forma de obreros y estudiantes. “Promovamos la transferencia al propio pueblo de los medios de producción teatral, ya que estamos convencidos de que al pueblo se le deben transferir todos los medios de producción, no solo los del arte”.

LA NOCHE POLITEISTA

$720,00
LA NOCHE POLITEISTA $720,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

El gran acuerdo internacional del Tío Patilludo, obra emblema del gran dramaturgo, militante y teórico brasilero Augusto Boal, creador del método conocido como Teatro del Oprimido. Esta obra, escrita en español y estrenada en la Argentina en 1971 en una central obrera a instancias del escritor y periodista Rodolfo Walsh, no es solamente un texto teatral, tampoco es simplemente una pieza literaria, es un manifiesto artístico-político, es una pieza de arte por medio de la cual Boal nos indica de manera poética su opción política. Creador de numerosas técnicas que ponen al teatro en función de la transformación social –además del Teatro del Oprimido, el “teatro foro”, el “teatro invisible” y el “teatro legislativo”-, Boal ubica en el centro de la escena a un personaje de la cultura pop de la época: el famoso Tío Rico de Disney. El Tío Patilludo, dueño de una cadena multinacional, detenta el poder real en un país donde el presidente es apenas un títere. Y es quien conduce la lucha contra la invasión de las “strange creatures”, seres extraterrestres que asumen la forma de obreros y estudiantes. “Promovamos la transferencia al propio pueblo de los medios de producción teatral, ya que estamos convencidos de que al pueblo se le deben transferir todos los medios de producción, no solo los del arte”.