En la época final de Mao, cuando le preguntaron al primer ministro chino Zhou Enlai qué pensaba de la Revolución Francesa, después de dudar un instante, respondió: “Todavía es demasiado pronto para poder decir algo al respecto”.Seguramente es demasiado pronto para poder decir algo sobre la civilización individualista de nuestros días. Pero no es demasiado pronto para hablar del estado del problema de la libertad y de su significado para el futuro del colectivo humano.Basta con observar la escena mundial contemporánea para darse cuenta de hasta qué punto siguen ejerciendo su poder las dos privaciones de libertad (Unfreiheit) fundamentales. Peter Sloterdijk

ESTRÉS Y LIBERTAD

$680
ESTRÉS Y LIBERTAD $680
Entregas para el CP:

Medios de envío

En la época final de Mao, cuando le preguntaron al primer ministro chino Zhou Enlai qué pensaba de la Revolución Francesa, después de dudar un instante, respondió: “Todavía es demasiado pronto para poder decir algo al respecto”.Seguramente es demasiado pronto para poder decir algo sobre la civilización individualista de nuestros días. Pero no es demasiado pronto para hablar del estado del problema de la libertad y de su significado para el futuro del colectivo humano.Basta con observar la escena mundial contemporánea para darse cuenta de hasta qué punto siguen ejerciendo su poder las dos privaciones de libertad (Unfreiheit) fundamentales. Peter Sloterdijk